cuento sensorial

Una manera bonita y didáctica de tener a los niños entretenidos un rato mientras exploran sus sentidos es un cuento sensorial.

En internet aparece si lo buscan cuentos en tela o con texturas para que los niños toquen, pero este cuento abarca TODOS los sentidos, menos la vista.

El objetivo de este cuento es precisamente que al taparles los ojos pongan más atención a los otros sentidos. Esto es un aprendizaje vivencial, la manera como aprendemos en la vida real todo lo que nos llevamos a nuestra vida adulta, cuando experimentamos las cosas en la acción, participando activamente y con todos los sentidos es muy importante para los niños, saber y darse cuenta de lo que son capaces realmente cada uno dentro de su mente, no que se lo hayan dicho nada más.

¿Como lo haremos? ya te lo cuento a continuación.

Debemos encontrar una historia que contenga textos que podamos usar como "sintió sobre su piel una suave cobija", o que describa sonidos y recrearlos en el momento. Conseguir la historia perfecta no es fácil, podemos alterar uno hecho o como yo, inventarlo para hacer lo que queramos con tacto, oído, olfato y gusto.

Vamos a necesitar:

  • Un espacio cerrado sin mucho ruido.
  • Antifaces para tapar los ojos de todos los oyentes.
  • Dependiendo de la historia, cosas para activar el sentido del tacto: Algodón, cobijas, esponjas, bolas de alambre, arena, agua fría o tibia, gelatina, espaguetti etc.
  • Cosas para activar el olfato: sprays, inciensos, etc
  • Cosas para activar el gusto: caramelos, pastillas, gotero, gelatina, etc.
  • Cosas para activar el oído: música, golpes, sonidos grabados, percusiones, el cielo es el límite.

La idea es ir contando el cuento y que los niños vayan tocando cosas, oyendo los sonidos u oliendo al mismo momento que estamos leyendo esa parte. Haz una prueba, y si te cuesta mucho hacer las 2 cosas puede ser entre 2 personas, una que lea y otra que haga la parte sensorial.

No es una actividad tan rápida, pero vale mucho la pena porque a los niños les encantará y no querrán que termine, y es algo que recordarán por mucho tiempo.